cargando
Electricista Matriculado las 24 horas
Electricista Matriculado las 24 horas
Post Image
01 Abr, 2021
Posted by EM
0 comment

Cómo cargar gas a un aire acondicionado

En ocasiones nuestro aire acondicionado puede tener una fuga del gas refrigerante y debemos recargarlo. Pero lo que no sabemos es cómo cargar gas a un aire acondicionado.

Antes que nada nos ocuparemos de derribar un mito: el gas del aire acondicionado no debe ser cargado a recargado bajo ninguna circunstancia, salvo que exista una fuga en el circuito frigorífico. En ese caso, se deberá localizar y reparar.

De manera que si nos dijeron que por el solo hecho de cambiar de casa, o por el simple paso del tiempo, tenemos que hacer un recambio de gas, nos mintieron.

 

Cómo cargar gas a un aire acondicionado

A continuación necesitaremos algunas herramientas muy específicas:

Bomba de vacío.

Manómetro.

– Balanza.

– Unidad del gas refrigerante.

Como se verá, no son herramientas que tenga cualquier persona común, por lo cual quizás sea mejor llamar a un electricista profesional matriculado. Pero en caso de conseguir dichas herramientas, veamos cómo se sigue.

Conectar el manómetro

El primer paso es conectar el manómetro a la válvula del aire acondicionado. Algunos equipos tienen dos válvulas: una de alta y otra de baja presión. Otros, sobre todo los equipos tipo Split, tienen una sola. En caso de que el aire acondicionado sea frío/calor, la válvula será de alta presión cuando esté en modo calor y de baja cuando esté en modo frío.

Si se trata de un equipo de dos válvulas, conectaremos la manguera roja en la de alta presión y la azul en la de baja. De ser el equipo de una sola válvula, conectaremos una u otra manguera según la época del año en la que nos encontremos: azul para refrigerar (o sea, si es verano) y roja para calefaccionar (o sea, si es invierno).

En ocasiones nuestro aire acondicionado puede tener una fuga del gas refrigerante y debemos recargarlo. Pero lo que no sabemos es cómo cargar gas a un aire acondicionado. Foto de técnico midiendo la presión de un aire acondicionado.
Técnico utilizando el manómetro para aire acondicionado.

Generar vacío

El siguiente paso es conectar la manguera amarilla  a la bomba de vacío, pues se recomienda generar un buen vacío en el circuito antes de hacer una recarga de gas.

Los motivos para hacerlo son los siguientes:

– Purga el aire que quedó en el circuito frigorífico.

– Elimina la humedad.

– Contribuye a que el gas ingrese mucho más rápido.

A continuación encenderemos la bomba de vacío, la cual deberá trabajar durante un buen rato. La cantidad de tiempo de vacío dependerá del tamaño del equipo, la distancia de las tuberías, la potencia de la bomba y el tiempo que lleva el equipo sin gas.

Cómo cargar gas a un aire acondicionado

Hay muchos tipos de gas refrigerante en el mercado, por lo cual vamos a indicar la manera de cargar gas que sirva para cualquier tipo: en estado líquido y a peso.

También existe una variedad tubos de gas refrigerante. Algunos tienen dos tomas independientes (una para gas y otra para líquido) y otros tienen una sola. De esta característica dependerá si debemos dar vuelta el tubo o no.

Colocamos el tubo de gas sobre la balanza y conectamos la manguera amarilla (la que estaba conectada a la bomba de vacío) a la toma del tubo. Encendemos la balanza, la ponemos en cero y procederemos a controlar la carga y cantidad de gas que entra según el peso que va perdiendo el tubo.

Abrimos el tubo y luego la llave del manómetro para que el gas ingrese al equipo de aire. El tiempo de carga va a depender de la presión del tubo, de la cantidad de gas, la temperatura, entre otros factores. Pero en general entre 5 y 10 minutos alcanza.

Puede pasar que la presión entre el tubo y el equipo de aire se equilibren y eso no permita pasar el gas. De ser así, se deberá encender el aire para que reduzca la presión y aspire el gas.

Importante: la carga de gas con el equipo encendido, sólo es posible por baja presión. Cuando el aparato de aire acondicionado tenga dos válvulas, solo abriremos la de baja presión. Si el equipo tiene una sola válvula, deberemos encenderlo en modo frío o secado (dry). De ponerlo a funcionar en modo calor, haríamos el proceso inverso: pasar gas desde el equipo hacia el tubo.

Al ver que se restó del tubo el mismo gas que entró al equipo, habremos terminado.